18.1.08

masticando ortigas



Ahora que necesito más que nunca una máquina del tiempo. 
Ahora que nada tiene sentido y que me paso el día masticando ortigas, compruebo cómo las ratas de tu cerebro se han comido el mío sin yo quererlo para darme un alma de heroinómana con la carne de gallina. 


I hope my pony knows the way back home.

No hay comentarios:

Publicar un comentario