29.7.08





en el acuario boqueaba la cría de manta raya.
por la noche, fuegos artificiales que prometían acabar con tantas ganas de matar.

21.7.08

salta la rana



sol en el balcón con música de cigarras. no se oyen cuervos junto a la laguna. carreteras solitarias y brisa de ventilador en un orden total que acompaña las determinaciones para el nuevo cambio.
se esfuerza en olvidar todos los ojos que la miraron alguna vez. Justo en el sueño que precede al despertar se ve a sí misma muerta, desnucada en las escaleras sobre un charco de sangre. Llovía y un grupo de estudiantes se acercaba a ver. desaparece todo lo demás, salta la rana.

17.7.08

say no more






valientes soldados que entierran el hacha de guerra y cuelgan los penachos. asaltadores de caminos, samurais viejos sin fuelle, es hora del saludo último.


¿es posible que todo haya sucedido tan rápido? en esta realidad de semanas relámpago no se pueden contar las horas con dedos quebrados: pasan a penas sin hacer ruido mientras se acumulan lavadoras y se acaba el papel higiénico.

13.7.08

la pecera




una habitación desordenada y sin ventilador. Suena alguna canción amable de Adam Green mientras bebe café frío de conbini y mira toda la ropa que está tirada en el suelo como la única prueba de las últimas dos semanas. 

desde la primera cita inocente en la estación hasta la última noche de confesiones a medias, un breve repaso, que resulta decepcionante por corto, por falta de color.
 ahí quedan los aviones y las habitaciones de hotel. La enorme pecera al norte de la isla viendo ondear a las rayas. Luego Tokyo, que también es una pecera, esta vez alegre por el calor que se siente al callejear en moto y por los amigos cansados, sonrientes que se quedan un rato más . Cante de cádiz-mogollón en nocturnidades extrañas que hablan de la luna reflejada en el mar oscuro. Cierro los cajones, centro las figuras.

10.7.08

Baby got new shoes




mañanas azules de aceite de motor para presentir el calor a asfalto derretido que traerán los días. 



mi primer verano al otro lado brilla en playas alejadas del tiempo y los calendarios.  no hay maletas suficientes para tanta carga.
rumor de palmeras-cocodrilo contra las llamadas de teléfono y tu vida cutre de pieles imperfectas.

3.7.08



lo inesperado en tugurios tabehodai, castillos en el aire y cada vez mejor. decisión inquebrantable mientras sueño con mónica bellucci en bares de techos bajos.