19.12.09


































“(...) Il pleurait des larmes de fourmi aux vitres de l’autobus, cela montait, montait dans la poussière d’eau de décembre qui tombait sur tout, les trottoirs, les gens rares, la Reine Victoria debout sans nez à un carrefour, les cyprès, les maisons, les tournants, les inquiétudes secrètes d’alors, et quelqu’un dans la boîte cahotante sifflet bas un air d’avant la nuit, une chanson qui me faisait dresser l’oreille...”

(Aragon, 1968)







Como los niños encerrados que quieren salir a jugar, miro la lluvia desde la ventana. sonido de teledrama un domingo a las 15.30, potaje, próximas visitas al zoo.Descansar segura al rumor de una lengua extranjera, la nueva casa, paseos hasta Akasaka que arrasan con los recuerdos más tristes del mundo. Nuevas caras, nuevos dientes que muerden el vacío de las noches, tan fugaces que tengo que dormir todo el día.

17.12.09

 


atrás quedaron tus manos, a las que tanto me gustaba volver cuando hacía frío.
Hija de la oscuridad, heredera de problemas, fuerte como una foca.
seguir sana y salva a pesar de mi misma.
caer ciento dos veces bajo la mirada de jueces de pacotilla en perfecto ángulo-oscilación-casi-profesional, para ti, my love.
todo te lo quiero contar.
tú, que fuiste mío una sola mañana.