3.4.10




..., una mujer que no se aferraba a los bordes del abismo sino que caía al abismo con curiosidad y elegancia. Una mujer que caía al abismo sentada-  Roberto Bolaño
Living on the edge a las 6.30 de camino a Haneda en el taxi guiado por un hombre milenario y descerebrado, viva el exceso con fondo musical de Tom Waits mientras me da vueltas la cabeza y saludo a los rascacielos de Shinjuku. “What’s America’s disposition now?”: Travis me pareció un gilipollas desde el principio, pero tanta violencia no se justifica ni  con el perfecto clima de Naha. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario