29.1.11

carnation


Escuela Kanô, Periodo Edo





A tener en cuenta: El número de elementos ha de ser impar, en un balance apropiado de colores fríos y cálidos, colocándose los cálidos en el centro, ya que los fríos alejan. Se usan siempre plantas y flores de temporada y ninguna ha de tener la misma altura. Al suponer una representación abstracta del Universo, podemos encontrar el Cielo (el tallo más fuerte y largo, eje de la composición, en noventa grados respecto a la vasija) , el Hombre (dos tercios del Cielo o Ten) y la Tierra o Chi (la mitad que el Hombre o Jin y situado frente a Ten). 
Estos tres elementos principales forman un triángulo en la base del jarrón y la letra Ku del silabario hiragana en su plano vertical. (...)

18.1.11

in the city











Aprendan a soñar los que se contentan con sacar la lotería...
Alejandro Dolina

Después de Tokyo, todas las ciudades me parecen pequeñas. 

16.1.11

graznido






You can´t put your arms around a memory
Johnny Thunders


Como Poe o Reed o Murakami, asustada hasta la médula, sin entender lo que quieren decir. Solía leer un montón de libros,  pero ahora, en un otoño que parece primavera, todo se vuelve del revés y sólo recuerdo, gracias a una foto, una camiseta verde en Praga,la noche que te dejé tirado en la estación de autobuses  y mi falta de consistencia. He seguido arrastrando los pies durante años, gastando sólo un lado de la suela de los zapatos, sin poder pensar con tanto ruido. Sólo oigo mi propio pulso en el parking sin coches, sin luces, que de noche parece el vacío del que tanto he oído hablar, si no fuera por el enorme poste eléctrico que guía a los estudiantes de esta universidad fantasma donde todos, sin excepción, nos volvemos locos y gritamos por las noches llamando a nuestras mamás y a nuestros amores perdidos. 

8.1.11

les plus grands succés

 


happiness isn't happiness without a violin-playing goat
Notting Hill

Le Plateau bajo la nieve; el sonido amable de la chanson en los cafés ayuda a posponer lo profesional, que permanece latente en el cerebro, porque aunque trabajar a este lado del océano sea más fácil, a veces se me olvidan todos los planes.