30.3.11

oridame




Técnica de oridame. Para doblar las ramas sin matarlas, presionar lentamente hasta oír un clack.

28.3.11

le week-end














Locos, suicidas, masacres insólitas como las de Puerto Hurraco, la tristeza de Tom Waits, que no se puede comparar con nada de este Mundo. Es un problema de lenguaje, lo decía un suicida célebre, ¿por qué se empeña la gente en hacerme perder el tiempo  utilizando más palabras de la cuenta?, ¿por qué hay personas que dicen “at this moment” en lugar de “now”, que es lo mismo?. David Foster Wallace  comparaba el suicidio con la angustia de alguien encerrado en una habitación en llamas, que contempla únicamente  dos opciones; o dejar que el fuego le consuma o tirarse por la ventana. 
Suicidas, locos: personajes queridos por trágicos y por sabios.“ Tú me enseñaste todo lo que sé,... o tal vez todo lo que sabes”, le decía Tom Waits a su hijo en un concierto... Depende de cómo lo cuentes. Me fascina la facilidad de algunos para llenar minutos enteros, horas, con un discurso; algo que en mi caso supone un esfuerzo titánico: las palabras salen  medio oxidadas por mi boca, aunque sepa usar algunas como sosias, porque me lo enseñó mi padre, pero cuando la oigo en una de las tertulias de Sánchez Dragó me parece un poco pedante.  No es que Sánchez Dragó me inspire ningún tipo de fascinación, pero he revisado la entrevista a Leopoldo María Panero,”el sosias de Artaud”, nada menos y al oír a ese hombre con gafas y nariz pinchuda decir “sosías” me ha parecido un pedante. 
No puedes esperar otra cosa en una tertulia literaria. No puedes esperar que la gente empiece a decir “este verso es cojonudo, oye” o “el sonido de esta palabra me remueve las tripas, me pone los pelos de punta”. No: tienes que hablar de referencias y decir sosias y si ya lo sabes decir en japonés, mejor aún. 
Es por esto que, en un fin de semana así, cuando las nubes radiactivas, literales y figuradas, parecen disiparse, no puedo participar de corazón en lo académico, sino dejar paso a un rechazo violento y definitivo hacia todas esas malditas niñatas.
 Tú me enseñaste todo lo que sabías...

27.3.11

st. paddy's










Gente bebiendo de manera estrepitosa en la mañana de San Patricio. Lejos de igualar el bullicio de Chicago, imagino, pero con la sensación de caminar por Gotham City un sunday morning after having brunch rodeados de familias bien. 

25.3.11

hotel california









tout à coup

From Narita to Trudeau, before and after everything changed. 

20.3.11

voyage au debut du matin








When I think about you, flowers grow out of my grave
Dead Man Bones



Australoide,  cuando se rompió del todo. Como en una película de John Huston;  la barraca de feria, los niños desdentados: el lugar más parecido a Wonder Land que jamás han visto estos ojos. Volví del país de los canguros con un sabor a arena rojiza en la boca y recuperada en un setenta por ciento de mi dolor terminal.