29.10.14

宮島、広島




Uno de mis lugares favoritos de Japón, Miyajima y la ciudad de Hiroshima. Es difícil encontrar una razón para la tranquilidad de este lugar, a pesar del turismo. Tal vez sea el peso de la bomba o el buen tiempo, tal vez la falta de neones o el tamaño asequible de la ciudad, con su tranvía amarillo y lentísimo que cruza varios puentes hasta llegar a la estación abarrotada de merchandising de los Carps. "Tu n'as rien vu à Hiroshima" le decía esa mujer francesa al atractivo nipón de los años sesenta en una película en blanco y negro. Siempre paso menos tiempo del que quisiera en este lugar. Fue aquí donde cenamos el ramen más delicioso de todo el viaje y puede que de nuestras vidas.

17.10.14

大阪城




Atravesamos Mie en un tren que se alejaba del tifón rápidamente, entre montañas y campos de cultivo. Verde infinito y fulgurante sobre el cielo nublado. En el vagón, dos mendigos desdentados consultaban su iphone roto mientras hablaban de algún amigo común. Acabamos en el barrio coreano, a pocas estaciones del parque más famoso de la ciudad.

15.10.14

標縄 (x2)




here is the deepest secret nobody knows
(here is the root of the root and the bud of the bud and the sky of the sky of a tree called life; which grows
higher than the soul can hope or mind can hide)
and this is the wonder that's keeping the stars apart

I carry your heart (I carry it in my heart)” 
― E.E. Cummings

13.10.14

夫婦岩





Al llegar al santuario vimos las rocas casadas pero, queriéndonos acercar para hacer la foto que todo el mundo hace, nos tragó una ola, como si fuese la interpretación literal de la canción más famosa de Rocío Jurado. La representación del amor mitológico nos tragó en forma de ola y volvimos en taxi a la casa que olía a tatami recién estrenado.
De camino pudimos observar cómo toda la región muere a las cinco, dejando sus parques recreativos de ninjas más solitarios que nunca. Alguna máquina expendedora zumba como si fuese un loco hablando solo.
Aquella noche, me despertó el tifón a las 4:30 de la mañana

11.10.14

Futamiura Park





El paseo por Futamiura a última hora de la tarde contrasta por solitario con el resto de puntos turísticos de la zona, que son al menos cuatro.

9.10.14

Ise







Finalizada la 62ª reconstrucción del Santuario, los paseos de piedras del Naiku se presentaban abarrotados de turistas japoneses. Era de esperar, siendo sábado a las tres de la tarde. Pudimos encontrar algún rincón tranquilo donde rezaba solitario un hombre de negocios agradecido por el éxito de algún proyecto . Tal vez fuera algo más personal, relacionado con su hija pequeña. Esto se me ocurría después de arrastrar la maleta por Oharaimachi, llena de puestos de comida y chucherías para abuelas y nietos que todo lo querían comprar. Palmadas de agradecimiento y bienvenida el día antes del tifón.

7.10.14

last summer's last picture



A wind has blown the rain away and blown the sky away and all the leaves away, and the trees stand. I think, I too, 
have known autumn too long.
e.e. cummings